El reloj del Palacio de Cortés podría ser, eternamente, un momento en el tiempo
4 / diciembre / 2017

Un reloj puede servir para medir el tiempo. Pero también para guardar la memoria.

Un artefacto mágico e hipnotizante se erigía majestuoso en el centro de Cuernavaca, en una de las torres del renacentista Palacio de Cortés: un reloj.

reloj-palacio-cortes-hora-sismo-19-septiembre

Pese a su sencillez, este reloj atrapaba a los paseantes. En derredor suyo todo era piedra y simetría, pero él rompía las leyes geométricas de la fachada de este palacio, el cual fue construido en 1526 y que es de los más antiguos en México. No obstante, a la una de la tarde del 19 de septiembre de 2017, este emblemático reloj marcaría sus últimos 14 minutos, pues transcurridos estos vendría el sismo que cuarteó la torre que lo alojaba y que hizo a su mecanismo detenerse.

La visión fue después apocalíptica, y a quienes nos tocó ver así el reloj, rodeado de grietas, no pudo menos que provocarnos un escalofrío. Fue triste la imagen —que se repitió en tantos lugares de Morelos tras el del temblor— de los monumentos y edificaciones históricas que quedaron así dañadas. Tan sólo este palacio resultó, según expertos del INAH, con un 40 por ciento de daños estructurales, y la torre que albergaba su reloj estuvo a punto del colapso, por lo cual éste fue retirado unos días después.

reloj-palacio-cortes-hora-sismo-19-septiembre

No obstante, ahora hay una interesante propuesta en torno a este símbolo de la capital morelense, mismo que se espera sea un símbolo de la memoria cuando vuelva a instalarse en el palacio.

Relojes: guardianes del tiempo y de la memoria

reloj-palacio-cortes-hora-sismo-19-septiembre

Siguiendo la idea del autor Juan Campos Payo, un reloj es memoria. Es un objeto que ha visto sucederse cientos de historias, y que además sabe exactamente cuando sucedieron. Así que, ¿cuántas cosas no vio el reloj de este palacio? Seguramente vio a Hernán Cortés arguyendo algún asunto con su esposa, Juana Zúñiga; o a los reos que pasaron por el palacio —cuando éste fue cárcel—, como el propio José María Morelos. O quizás vio al sequito del gobernante provisional, Juan N. Álvarez, que en 1855 estaba combatiendo contra Santa Anna.

Pero ahora, y tras haber marcado la hora durante siglos en el centro de la capital morelense —y haber sido testigo de tanta historia—, el reloj ya no está más ahí, y el Palacio de Cortés luce un hueco en la torre donde estaba empotrado.

reloj-palacio-cortes-hora-sismo-19-septiembre

Pero cuando lo vuelvan a poner, y si las recomendaciones de la sociedad son escuchadas, sus manecillas podrían quedarse donde están: marcando la 1:14. Ya no nos dará la hora, pero nos recordará un momento indeleble de nuestra historia y que nos marcó profundamente. Un momento en el cual no puede hablarse sólo de tragedia, sino de la intensa y sobrada solidaridad que cimbró a todo Morelos tras el sismo. Este reloj sería así guardián de la memoria, y un homenaje para quienes perdieron la vida durante el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Tú, ¿qué opinas de esta iniciativa?

*Imágenes 1) Diario de Morelos, 2) wikimexico, 3)

Contenido Relacionado
Cargar Más