Morelos es casa de 3 mil plantas medicinales (y las seguimos utilizando)
2 / febrero / 2018

La medicina tradicional y alternativa tiene en Morelos un arraigo de siglos que persiste hasta nuestros días.

¿Sabías que en Morelos hay 3 mil de las 5 mil plantas consideradas medicinales en México? Por ello, el territorio morelense ha sido desde épocas prehispánicas un importante sitio de desarrollo para la curación a partir de las plantas. Esta labor médica, practicada por los antiguos mexicanos, combina criterios filosóficos, religiosos y cósmicos, así como un gran apego a la naturaleza y gran amor por sus bondades.

En 1438, Moctezuma conquistó Oaxtepec. Prendado de las bellezas naturales del lugar, envió mensajeros a recorrer todo el imperio en busca de las plantas y flores más exóticas. Más tarde, Oaxtepec fue sitio para uno de sus jardines, mismo que tenía, según la Historia Antigua de México de Francisco Javier Clavijero, un ejemplar de cada una de las plantas que los mexicas tenían clasificadas, muchas de las cuales tenían usos medicinales.

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

Desde entonces en Morelos se ha cultivado la práctica de la medicina que ahora conocemos como tradicional o alternativa, siendo el primer estado que la reconoció legalmente al reformar su Ley de Salud en 1998. Uno de los apartados de esta ley era sobre la Medicina Tradicional y Alternativa, haciendo de ésta una práctica legal, lo que terminó con cinco siglos de marginación de una medicina que se consideraba engañosa o inútil. Actualmente se puede acceder a servicios de medicina tradicional en los servicios de salud del estado.

En esta lista conocerás un poco del increíble universo que guarda la biodiversidad morelense, así como los usos que se le han dado específicamente en Morelos a estas plantas medicinales.

Carrizo

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

También conocido como “cañaveral”, el carrizo es una planta de tallos largos que se utiliza con la cocción de las hojas. Normalmente es aplicada a las mujeres en baños para después del parto y se suele acompañar con romero, ruda, naranja, hierba de San Francisco, cáscara de tomate y cogollitos de carrizo.

Bugambilia

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

Esta hermosa flor (que puede encontrarse en tonos que van del morado al rosa claro y hasta el naranja) es recurrente para los tratamientos contra la tos; aunque también se utiliza específicamente contra la tos ferina, una tos convulsiva causada por la bacteria “bordetella pertussis”.

Se puede encontrar la bella bugambilia en prácticamente todo el estado de Morelos, siendo una flor característica.

Hierba mora

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

Se utiliza para lograr la cicatrización de heridas, así como para curar las hemorroides. Se hacen baños de asiento con ella.

Para las mujeres es particularmente útil pues ayuda a cicatrizar las heridas de los pezones que se hacen algunas veces por dar de mamar, y se puede usar también para realizar lavados vaginales, hirviendo la hierba como para preparar té, lo cual es necesario ante infecciones en la zona vaginal.

Toronjil

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

En la medicina tradicional esta planta se usa frecuentemente para tratar el espanto. Es usada en el tratamiento de enfermedades de los nervios y el susto, que se pueden adquirir al recibir impresiones fuertes.

Liquidámbar

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

Llamado ocotzoquahuitl en nahuátl, la lengua predominante en Morelos, el liquidámbar es un árbol grande, cuyas hojas de cinco picos y color verde pálido eran usadas por los médicos mayas para tratar la lepra y contra la picadura de los insectos. Hoy en día son usadas por los morelenses como astringente y contra las caries.

Orégano de zopilote

morelos-medicina-tradicional-plantas-medicinales-usos-tradiciones-prehispanicas

Se trata de un cacto que habita en climas semisecos. Es comúnmente utilizado para aliviar el dolor de oído, tomando una rodaja de la planta, asando el rescaldo del “tecuil” y poniendo un pedacito en la oreja. También se puede usar preparándola como té.

*Fuentes de consulta:

Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana

http://www.medicinatradicionalmexicana.unam.mx/index.php

Tratado de Medicina Tradicional Mexicana

http://www.tlahui.com/libros/tmtmx_muestra.pdf

Contenido Relacionado
Cargar Más