¿Conoces los misteriosos ritos y leyendas de Alpuyeca?
31 / mayo / 2018

Hay un rincón de Morelos en donde las creencias místicas inundan la cotidianidad…

Compartir

En el municipio de Xochitepec, se encuentra el poblado de Alpuyeca, un rincón de Morelos donde la magia atraviesa cotidianamente las vidas de sus habitantes. Aquí hay una fuerza curiosa que brota de las creencias mestizas y disuelve las fronteras entre las realidades místicas y las estrictamente materiales.

El territorio que ahora es este poblado fue habitado por primera vez en el año 1600, 400 años después de que la tribu tlahuica llegara a Morelos. Ahí construyeron un asentamiento, que desde 1531 fue cubierto por la edificación de la parroquia de La Purísima Concepción. Pero para los habitantes de Alpuyeca, el acto de cubrir una religión con otra, sólo significó alimentar ambos credos; pues aún practican rituales que combinan creencias de ambas corrientes. Lo que parece enlazar de forma definitiva a las tradiciones aquí es la tierra, pues esta solía ser una importante región agrícola; así, las fiestas se y ritos se empatan con el pulso de la naturaleza, las temporadas de lluvias y los tiempos de siembra y cosecha.

morelos-leyendas-mitos-morelenses-miedo-fantasmas-rituales-prehispanicas-alpuyeca

También en Más de Morelos: Tiemperos, magos de los sueños y tierra

Aunque es un sitio pequeño, su riqueza cultural es evidentemente grande y sus misteriosos ritos y leyendas están para demostrarlo. Los habitantes mantienen diversos lugares sagrados, algunos son santuarios construidos y otros son espacios formados por el relieve de la naturaleza (como cuevas, cerros y lagos). A cada uno de ellos corresponden guardianes que se encargan de protegerlos y también de interpretar las señales o mensajes que envían a los pobladores. Estos guardianes pueden ser humanos y también espíritus o criaturas mágicas. Estos últimos se comunican con los pobladores de Alpuyeca entre visiones y sueños.

morelos-leyendas-mitos-morelenses-miedo-fantasmas-rituales-prehispanicas-alpuyeca

Cada sitio sagrado significa distintas cosas o es escenario de distintos rituales. Hay ceremonias para hacer peticiones a las deidades; otras para preguntar por el futuro; algunas conmemoran fechas o figuras religiosas, y otras más son mortuorias. Uno de los sitios más relevantes no está precisamente en Alpuyeca, sino en el poblado de Xoxocotla. Es el cerro de la serpiente. Llamado Coatepec en náhuatl, según la mitología mexica es el sitio donde nació Huitzilopochtli, dios del Sol. Según distintas versiones, hay diversos lugares en el país donde supuestamente se encuentra este escenario sagrado; pero la montaña en Morelos tiene un altorrelieve que serpentea y con ello se ha ganado la fé de los locales.

morelos-leyendas-mitos-morelenses-miedo-fantasmas-rituales-prehispanicas-alpuyeca

Otro lugar sagrado es el “ojito de agua” un pozo que, según la tradición local, tiene dos guardianes: uno masculino y humano (un miembro de la comunidad) y una femenina y espiritual, “una mujer de blanco” y fantasmal. Ella se encarga de cuidar el agua y avisa a los pobladores si pueden tomarla o si es momento de almacenarla.

También en Más de Morelos: 5 Tradiciones mágicas y místicas en Morelos

En el panteón se realiza una práctica escalofriante. Se cuenta que cuando una persona es enterrada, la tierra que lo cubre comienza a hundirse. El guardián responsable del panteón debe avisar inmediatamente a la familia del difunto cuando esto sucede; pues significa que el muerto quiere llevarse con él a alguno de sus parientes. Así, la familia es responsable de ir al panteón a cubrir los huecos con más tierra, todas las veces que sea necesario.

morelos-leyendas-mitos-morelenses-miedo-fantasmas-rituales-prehispanicas-alpuyeca

Fotografía: Ian Benet.

También en Más de Morelos: Déjate aterrorizar con estas espantosas leyendas morelenses

El cerro de la Corona es otro sitio sagrado. Aquí se realizan ceremonias el día de la Cruz, que es el 3 de mayo. Tradicionalmente se sabe que a partir de esa fecha quedan aproximadamente un mes antes de que empiece la temporada de lluvias y también son los días más calurosos del año. A través de una serie de rituales y ofrendas, los pobladores piden por la siembra, para que las cosechas no se sequen.

Las creencias místicas inundan así la vida cotidiana de los pobladores de Alpuyeca, que viven eternamente conectados a planos divinos que, discretamente, rigen el mundo.

Contenido Relacionado
Cargar Más