5 lugares perfectos para olvidarte de todo y reconectar con la naturaleza
28 / febrero / 2018

En Morelos puedes realizar pequeñas terapias orgánicas que reavivarán tu espíritu.

Existe una práctica que nos ayuda a curarnos de todo estrés cotidiano y que permite a nuestro organismo funcionar mejor: se trata de la ecoterapia, misma que en Morelos puede llevarse a cabo sin problemas.

La premisa de la ecoterapia es sencilla, y consiste en reconectarnos con la naturaleza como remedio efectivo ante muchos males modernos; situaciones negativas que podemos atribuir a nuestro estilo de vida en las ciudades y a las dinámicas laborales. Se trata de un contacto real y orgánico el cual implica viajar a ciertos lugares para disfrutar de la flora y fauna, así como de los aires más limpios y claros de los bosques, montañas y lagos.

Los profundos beneficios de conectarnos con la naturaleza han sido comprobados por muchos investigadores como Edward O. Wilson, quien en su libro Biophilia explicó su teoría de que la naturaleza está arraigada en nuestra biología y nuestra genética.

Mientras que la apasionada de la ecoterapia —y residente de Cuernavaca—, Sonia Ribeiro, definía esta práctica como “una terapia orgonómica con los pies en la tierra, en donde el sujeto se somete a un tratamiento para analizar su casa individual, es decir su cuerpo, y cómo éste forma parte de la casa colectiva, es decir el mundo en el que vive”.

No cabe duda que Morelos es el lugar indicado para poner en práctica estas ideas de la ecoterapia. Te presentamos los cinco lugares que nosotros te recomendamos para que lo intentes.

Amatlán de Quetzalcóatl

Amatlán es un lugar mágico, lleno de misticismo y rodeado de hermosas montañas. Ahí se hallan también unas hermosas pozas, mismas que son poco frecuentadas. Puedes encontrar muchos guías en Tepoztlán que te lleven a visitarlas, incluida la Poza de Quetzalcóatl, donde se dice que fue bautizado este dios. Además de que en los alrededores hay mucho más que hacer, como subir al cerro del Tepozteco.

Nepopualco Parque de los Venados

Este es otro lugar increíble para reconectar con la naturaleza. Se trata de un sitio onírico enclavado en las montañas, donde podrás respirar a todo pulmón los aires frescos del bosque. Además puedes tomar un energizante temazcal, práctica perfecta para complementar la ecoterapia.  

Parque Barranca Chapultepec

Si te encuentras en la ciudad de Cuernavaca, el Parque Barranca Chapultepec es una opción accesible para la ecoterapia. Este pulmón ecológico en medio de la ciudad cuenta con el manantial de Chapultepec, el cual recarga los mantos acuíferos del Corredor Biológico Chichinautzin. Además podrás estar en contacto con las mariposas, iguanas negras y muchos peces nativos que resguarda este recinto.

El Cerro de la Tortuga

Morelos cuenta con seis Áreas Naturales Protegidas. Una de ellas es la mencionada Barranca Chapultepec, pero otra de éstas áreas que creemos ideal para practicar la ecoterapia es el Cerro de la Tortuga, por la riqueza de su flora y fauna y porque es un lugar menos turístico en el cual tener un contacto más íntimo con la naturaleza. Y además porque últimamente se han puesto en marcha muchos programas que pueden complementar tu experiencia.

Sus hectáreas se encuentran ubicadas en los municipios de Zacatepec y Puente de Ixtla.

Lagunas de Zempoala

Este parque nacional es tan grande que lo comparte Morelos con el Estado de México. Es un enorme y majestuoso lugar el cual consta de siete lagos y está  bordeado por miles de enormes árboles. Lo mejor es que puedes acampar para pasar una noche entre la naturaleza, con el murmullo de los grillos y otros animales para arrullarte.

Contenido Relacionado
Cargar Más